lunes, mayo 17, 2010

Como cambiar una llanta?

Quién dijo que cambiar una llanta es cosa de hombres? 

 

Podrás ser una experta al volante, conocer todas las señalizaciones de tránsito, respetar cada signo y saber todo desde el momento que enciendes el motor de tu auto; pero ¿sabes cambiar una llanta?
Probablemente te has visto detenida en medio de la calle por alguna falla, mientras los autos pasan y te ponen nerviosa con sus bocinas. Para esto es necesario que estés preparada.
Uno de los problemas comunes es la avería de la llanta. Por esto, te detallamos cómo enfrentar el problema para reaccionar correctamente cuando te ocurra.

¿Qué debo llevar?
Lo que puedes evitar es pasar un mal rato, transformando el inconveniente en una situación traumática; para eso es indispensable ser precavida y llevar siempre en la cajuela un gato de seguridad, triángulos reflectores una llave de cruz y la llanta de repuesto.

¿Cómo reaccionar?
Si se desinfla o revienta una de tus llantas al manejar, no te desesperes, puede sonar difícil pero esto sólo empeora las cosas. Evita pisar con fuerza el freno, pues puedes dar trompos con el auto o incluso volcarte. Disminuye de a poco la velocidad y sostén el volante con firmeza.


1. Enciende intermitentes y oríllate en un lugar seguro
Ten presente que mantener mucho rato en movimiento el auto con la rueda averiada, puede deformar el rin.


2. Pon freno de mano y velocidad cero
Es el paso a seguir una vez estacionada. Si es de noche, no olvides los triángulos reflectantes.


3. Suelta los birlos del neumático cuando el auto esté en el suelo
Hacerlo con el auto levantado será imposible porque no hay punto de apoyo.


4. Pon el gato a 30 cm. de la llanta en la ranura del chasis
Gira el gato en el sentido del reloj hasta que quepa la llanta


5. Retira las tuercas, no las vayas a perder
Guárdalas en un lugar seguro y luego retira la llanta.


6. Coloca la llanta de refacción

Ubícala con cuidado en el tambor, haciendo que los birlos coincidan con los orificios de la llanta, mejor empieza poniendo desde arriba, para apretar los demás con facilidad.


7. Baja el vehículo
Antes asegúrate que todo esté en orden, una vez abajo termina de apretar las tuercas.


8. Guarda todas las herramientas
Para evitar el problema de otros, no olvides alguna herramienta en el suelo, puede ser peligroso para otros vehículos que las pisen.


9. Evita daños posteriores
Luego de esta experiencia lo mejor es arreglar el neumático averiado, pues varios autos disponen de una llanta de refacción para circular a poca velocidad y un tiempo limitado.


Espero que te sirva!
Fuente: Feminis.com

 

1 Señales de vida:

  • Luly says:
    20 de mayo de 2010, 15:38

    estoy perdida... esto ya estaba no?
    de hecho recuerdo que use la misma foto :O
    o ando regresando en el tiempo?

Publicar un comentario

Decir lo que sentimos, Sentir lo que decimos.. Gracias por comentar =)